Cuba empieza a distribuir la ayuda para aliviar la escasez, mientras crece la presión internacional

La Habana, que generalmente ha sido reticente a aceptar ayuda humanitaria por considerarlo debilidad o injerencia, ha abierto las puertas de par en par a la solidaridad internacional

Cuba empieza a distribuir la ayuda para aliviar la escasez, mientras crece la presión internacional
La Habana, que generalmente ha sido reticente a aceptar ayuda humanitaria por considerarlo debilidad o injerencia, ha abierto las puertas de par en par a la solidaridad internacional