María León le gana al Perro amor

0
61


Azul del Olmo

CIUDAD DE MÉXICO.

En ocasiones, los momentos de crisis emocionales se convierten en suelo fértil para encontrar fortaleza, seguir adelante y tener una explosión de creatividad que se puede convertir en casi cualquier cosa. Después de vivir una etapa complicada en lo personal, María León decidió tomar su experiencia y transformarla en algo positivo.

La cantante, compositora y bailarina compartió con Excélsior cómo la cumbia y el baile la ayudaron a pasar por las diferentes etapas que se viven en el desamor para llegar a un punto en el que considera que puede arriesgarse a hacer todo lo que se le ocurra.

Todo el disco pasado y toda la parte de Inquebrantable fue de mucho dolor que partió de mi momento o la cercanía que puedo tener —mi parte vulnerable— con la gente que está viviendo un momento similar al ser dejados, de pasar por la tristeza, por el deschavete y al final reencontrarse a algo propio.

Se trataba de moverse rápido por las etapas a través del baile y a través de la cumbia y esa parte que no pude hacer porque estaba trabajando, que era desfogarme bailando, todos hemos vivido ese recuerdo que te fastidia, que te duele, y muchas veces más allá de que sea el recuerdo directo de la persona es el recuerdo de lo que uno permite, de lo que dolió y de cómo dolía y de que quieres que se vaya”, dijo la cantante.

La forma en la que María encontró para volcar esas emociones fue con Perro amor —el nuevo sencillo que escribió al lado de Horacio Palencia y que hoy ve la luz— y con el cual declara una nueva, productiva y arriesgada etapa en su vida profesional y personal.

Cuando nos referimos Horacio y yo al Perro amor es estrictamente ese recuerdo de la persona que es hiriente, casi desgarrador, que te sigue, que te persigue, que te ataca, que te muerde y un poco la idea de hacer esta canción en cumbia hablando de este tema y de la persecución del amor o del desamor, en ese momento siempre la mejor manera de olvidar a un amor es en un momento bailable, en una fiesta, en una noche y creo que especialmente la cumbia saca lo más mundano, lo más animal, lo más aterrizado, lo más cercano a nuestras caderas.

Es un poco regresar a lo de ‘un clavo saca a otro clavo’, que lo que sea que te puedas encontrar a la hora de bailar con alguien que a veces ni se concreta nada, sólo pasa en ese momento del baile… ¿cuántas veces no nos vamos a bailar salsa y cumbia con el deseo de olvidar y de pasarla bien?, y ésa es la idea de esta canción que a partir de la sanación que da el baile y la cumbia podamos dar el siguiente paso”, explicó la también actriz.

María no tiene el amor por la cumbia de un tiempo para acá ni desde que comenzó su carrera en la música, este amor catártico por el baile y el género viene desde que su papá le ponía de niña la cumbia El Sol y la Luna, y en ese sonido encontró la oportunidad de arriesgarse a nuevos sonidos y a nuevas experiencias que se muestran en Perro amor y en los siguientes sencillos que lanzará a lo largo del año y que formarán parte de un nuevo EP.

Entendí que es un ritmo que me gusta, que vive dentro de mí desde hace mucho tiempo, son ese tipo de cosas que vienen de familia y que nunca me atrevía a hacer, y ahora de la mano de Horacio me pareció como cercano, lo demás que estamos preparando rítmicamente tiene esa base cumbianchosa, pero también tiene diferentes estilos combinados. Estoy súper contenta, con mi proyecto sola me he vuelto más aventurera, con muchas ganas de explorar ritmos nuevos, de atreverme, porque no hay nada que perder.

A partir de aquí es algo nuevo, de esta canción, todo lo que viene es diferente. Los seres humanos somos una fuente inagotable de fe porque siempre vamos a volver a creer en el amor, en las personas igual no, pero en el amor como sentimiento o como cosa que nos hace sentir, sí. Muchas de estas canciones que vienen hablan de esa parte del poder femenino y del amor propio que cuando lo recuperas, recuperas el poder que tienes como persona y para mí era muy importante como solista y mujer cantar esa parte”, dijo.

Tras una etapa difícil en el plano sentimental, María se convirtió en una sobreviviente del amor, una mujer resiliente que encontró más fuerza para salir de su zona de confort y fue esta acción la que le empezó a traer cosas lindas y desafiantes a su vida: el papel de Roxie Hart en Chicago, nuevas canciones y su primera presentación en el Teatro Metropólitan como solista, el 21 de marzo.

Terminando el año pasado empezaron a llegar muchas cosas buenas y todo tiene que ver con que tengas el valor de hacer las cosas distintas, es difícil atreverse y salirse de la zona de confort, pero cuando lo haces la energía empieza a circular y las cosas empiezan a suceder, así llegó Chicago, y esta etapa más atrevida acompañada con el Metropólitan.

Va a haber pole dance, mucha coreografía, canciones nuevas que son otra etapa en la que estoy, voy a presentar una canción inédita y voy a estar acompañada de un equipo increíble de músicos y bailarines”, señaló.

 

 

AMOR PERRUNO DEL BUENO

Pero María no sólo tiene amor por ella, por la música y por las causas sociales, también está enfocada a ayudar a aquellos que no tienen voz para defenderse o cuidarse. Desde hace algún tiempo la cantante ayuda a compartir contenido de perros en adopción, ya que piensa que son seres increíbles con los que los seres humanos pueden tener un lazo único como el que ella tiene con Mika, la perra mestiza que adoptó hace seis años.

Siempre  me gustó ser parte de croquetones, hubo un momento en que mi página de Facebook estaba destinada a apoyar perritos en adopción. Mika es una fiel compañera, tienen ese sentido de empatía que no te lo puedes creer porque pase lo que pase siempre te van a querer, siempre te reciben felices, se logra una conexión muy cañona con ellos.

Mika llegó en un momento de transición en mi vida, acababa de mudarme a otro departamento, había estado viviendo sola, después terminé una relación y después me mudé y en ese momento llegó Mika”, concluyó.

 

DÍA DEL AMOR… DESDE OTRA VISIÓN

Para María, el 14 de febrero es una fecha que ‘no le cae muy bien’ desde un plano romántico, sin embargo considera que es un día perfecto para invitar a 40 personas que ya tengan su boleto para su presentación en el Metropólitan a pasar un rato con ella en un paseo por Turibús, donde le pide a la gente que lleve el peluche que les haya regalado un ex –y del cual se quieran deshacer— para darlo en una buena causa.

Me gusta este día porque siempre trabajo, es mi cumpleaños y me gusta celebrarlo por eso. Mañana (Hoy) estaré celebrando con la gente que haya comprado boleto para el concierto en un Turibús, con 40 personas que son las que me dejan llevar, pero aquellos que no logren subir, la idea es que lleven un peluche que les haya dado su ex, para que se deshagan de él.

Nosotros los vamos a llevar a una fundación que se llama México Sonríe que trabaja en dos partes: una con niños con cáncer en etapa terminal y la otra parte con niños que han sido víctimas de feminicidios, que hayan perdido a su mamá. Así que todos estos peluches se van a recaudar y los vamos a entregar”, compartió la cantante mexicana.

No te pierdas nuestras Galerías en Excélsior

 

 



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook