La Iglesia ortodoxa se plantea dejar de bendecir las armas de destrucción masiva

0
50

Amén de las casas, algo habitual también en el rito católico, los fieles ortodoxos rusos piden a sus sacerdotes que bendigan de todo, desde automóviles a motocicletas, desde lanchas a yates y barcos, desde helicópteros a satélites artificiales. Aparte de enseres y posesiones que forman parte del vivir cotidiano, en Rusia los popes bendicen también todo tipo de adminículos relacionados con el ejército: buques de guerra, submarinos atómicos, cazas y bombarderos. Extienden también su bendición incluso al armamento: desde espadas, sables y puñales de otros tiempos hasta medios de combate más modernos, incluidos los nucleares, sin olvidar los famosos fusiles de asalto Kaláshnikov (el AK-47), las pistolas Makárov y el legendario tanque T-34.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook