Frentes Políticos

0
34


1.  Ya estuvo. Los mexicanos llevan años tolerando la  costumbre de los jueces de dejar en libertad a los acusados. La segunda orden de liberación de Óscar Andrés Flores, El Lunares, líder del cártel de Tepito, es la afrenta más dolorosa a la sociedad. “Es inconcebible que un juez deje en libertad a un delincuente con argumentos menores. La seguridad y la justicia sólo son posibles con el compromiso de los tres poderes”, escribió Claudia Sheinbaum, quien participó en la Primera Asamblea Nacional Ordinaria de la Asociación Nacional de Legisladores 4T, donde llamó a la unidad para apoyar la transformación que encabeza el presidente López Obrador. Arturo Toscano, el abogado de El Lunares, le pide que se asesore y que no politice la justicia. ¿Qué pensará la sociedad de este hecho?

2.  Engranaje afinado. El embajador de EU en México, Christopher Landau, reconoció que el tema de seguridad es lo que más preocupa en su país porque “sin seguridad no puede haber crecimiento económico”. El diplomático se reunió con el sector empresarial mexicano y le manifestó la urgencia de tener un diálogo en materia de seguridad. Landau comentó que durante la reunión también se abordó la implementación del T-MEC, donde buscan una coordinación con los empresarios para que cumplan con el compromiso en las leyes laborales y se eviten paneles de arbitraje. “Es importante tener relaciones con todos los sectores, incluyendo el privado y empresarial”, dijo. Bienvenido el interés. Aunque seguro habrá quienes piensen que se vulnera la soberanía. Nunca faltan.

3.  Caiga quien caiga. Hay casos de injusticia que no deberían existir. Por haber permitido que una mujer fuera ultrajada en una cárcel de Calera, en Zacatecas, el director estatal de Prevención y Reinserción social fue despedido. “Es Adán Jiménez Solano y a partir de hoy deja el cargo”, dijo Ismael Camberos, secretario de Seguridad Pública del estado. Revelaron que la cárcel de Calera es mixta, contraviniendo lo expuesto por la CNDH, que la tiene catalogada como prisión varonil. En septiembre de 2018, Brenda fue recluida ahí y sufrió abusos sexuales. Para colmo, Camberos ilustró que Brenda no sufrió una violación, sino una violación equiparada, pues la “penetración fue con los dedos”. Semejante incompetencia sólo la tolera un gobernador como Alejandro Tello. Dan pena.

4.  El mes del amor. ¿Será que la oleada romántica alcance hasta para los integrantes de Morena? Su dirigente, Alfonso Ramírez Cuéllar, realizó una gira por Morelos para convocar a la unidad y adelantó que el próximo 22 de febrero invitará a una mesa de unidad, luego de que sea ratificado por el Tribunal Federal Electoral. El dirigente expresó que el pasado miércoles y jueves realizó una visita a los magistrados electorales. El próximo año, dijo, el reto es reivindicar la mayoría en el Congreso Federal y ganar las 14 gubernaturas en juego, pero lo inmediato es tejer la unidad, incluso con personas que vengan de otros partidos. Anda de muy buen humor, pero olvida que del otro lado la lucha por la dirigencia del partido es totalmente abierta; hablar de una mesa de unidad suena temerario.

5.  Furia. Hay un imperceptible límite entre la ira que sienten las mujeres y hasta dónde deben llegar en sus protestas. Ayer las mujeres se volcaron a las calles pidiendo justicia por el feminicidio de Ingrid Escamilla y el mal manejo de la información, desde la SSC hasta algunos medios de comunicación. “Queremos una respuesta contundente de las medidas que van a tomar para frenar la violencia que vivimos las mujeres”, expresó una de las voces anónimas. Indignadas por los feminicidios de los últimos días, externaron sus reclamos. El subsecretario de gobierno de la CDMX, Arturo Medina, intentó dialogar con ellas, sin embargo, las inconformes exigieron la presencia de una mujer. Los excesos no nos llevan a ningún lado. Es tiempo de repensar el camino. La violencia no lo es.

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook