‘1917, un homenaje al abuelo’: Sam Mendes

0
83


Lucero Calderón

LONDRES.

Hace un par de semanas la gente quedó sorprendida, al igual que el mismo director, cuando Antonio Banderas, Helen Mirren y Sandra Bullock anunciaron que Sam Mendes y su cinta 1917, que tiene como contexto la Primera Guerra Mundial, obtenían de parte de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood el Globo de Oro como Mejor Director —sobre directores como Martin Scorsese, Quentin Tarantino, Bong Joon Ho o Todd Phillips— y el de Mejor Película. La sorpresa fue tal que en su discurso de agradecimiento Mendes dijo que “No hay un solo director en el mundo que no esté a la sombra de Martin Scorsese”. Semanas antes de la ceremonia, el American Film Institute (AFI) había hecho una lista con los mejores filmes del 2019 y 1917 figuraba entre ellos.

Me siento muy decepcionado de que (el AFI) considere así mi película”, comentó el realizador a inicio de diciembre y en tono de broma. “¡Es una pregunta muy fácil de responder! Evidentemente estoy muy emocionado por eso y ésta es una película que quiero que la gente vaya a ver al cine, pues justo en estos días cuesta mucho que la gente acuda a una sala de cine, pues estamos viendo que el público se espera a que salga en TV, DVD, o lo que sea. Siempre me gusta el debate que se genera alrededor de las cintas al final del año de cada año, pues escuchas por qué ciertas personas prefieren ésta u otra película y eso hace que los filmes estén en el centro de la conversación. Hoy en día es muy difícil competir con la televisión y justo esta temporada nos permite hacer eso”, expresó Sam Mendes en entrevista con Excélsior.

 

 

1917, cinta cuyo trabajo recae en George MacKay y Dean-Charles Chapman, funge como homenaje a hombres y mujeres de la Primera Guerra Mundial, tal como lo hizo su abuelo Alfred Mendes, de quien escuchó infinidad de historias sobre la guerra y a quien dedica el filme.

Espero que así sea, que sea ese homenaje para todos esos hombres que pelearon en la guerra. Para mí, 1917 no es una lección sobre historia y tampoco es un filme nacionalista. Estos dos hombres pudieron haber sido alemanes, franceses o de cualquier nacionalidad. Más bien la cinta es acerca de la experiencia humana ante la guerra. No creo que sea necesario que sepas sobre la Primera Guerra Mundial para ver esta película, pues hemos usado todos los dispositivos más avanzados con los que se puede contar en el cine para poder tener un sonido y audios envolventes, la música y, obviamente, el plano secuencia para que el espectador se pueda sentir como parte de la misma historia”, acotó el realizador.

 

 

La trama de la cinta que tiene 10 nominaciones al Oscar, entre ellas a Película, Director y Fotografía, se centra en dos soldados británicos que reciben la misión de atravesar el campo enemigo alemán para entregarle un mensaje en calidad de urgente a un general británico en el que se le pide no avanzar para evitar caer en una trampa. Para poder llevar a cabo el rodaje, George MacKay y Dean-Charles Chapman tuvieron que trabajar con meses de antelación para lograr el plano secuencia que ha sido aplaudido por la crítica y la audiencia.

 

 

Ensayamos durante seis meses antes de rodar. Una de las razones por las que necesitábamos ese tiempo fue para ver qué tan largos teníamos que construir los sets. Éstos tenían que ser del largo de la escena y ésta tenía que ser del largo del set. En un principio tuvimos ensayos entre George, Sam y yo y caminábamos en medio de la nada, en esos campos abiertos, caminábamos y comentábamos las escenas. Eso lo hicimos varias veces antes de saber las dimensiones exactas que íbamos a necesitar en el set. En ese tiempo hicimos investigaciones, viajamos a Francia, Bélgica, tuvimos entrenamiento militar, contamos con un supervisor militar  y trabajamos para entender cómo era ser un soldado de la Primera Guerra Mundial”, expresó Dean-Charles Chapman.

 

 

A su vez, George MacKay comentó: “Todo se centraba en encontrar el ritmo, era lo más importante. Sam podría encontrar ese ritmo en el arte de la edición, pero nosotros teníamos que tomar todas esas decisiones sobre pasar de un lado a otro y todo eso afectaba la cuestión de la iluminación y el tamaño del set. Lo mejor para mí fue descubrir y ser conscientes acerca de las tres dimensiones de hacer cine, pues eres parte de conversaciones de las cuales nunca eres parte. Todos estaban siempre juntos, todo el tiempo que filmamos, fue maravilloso poder escuchar las necesidades del departamento de sonido, del de fotografía, pero para ser honesto, más allá de las cuestiones técnicas, todo tiene que ver en por qué estamos haciendo esto, en cómo lo estamos haciendo y en que siempre la historia viene primero.

 

 

Mendes, quien estrenó hace 20 años Belleza americana, por la cual obtuvo el Oscar a Mejor Director, hizo mancuerna con el cinefotógrafo Roger Deakins.

Para lograr este plano hubo mucho trabajo detrás y muchísima planeación, pues cada set tenía que ser medido y creado. Empezamos en campos y valles vacíos, caminando con el guion en mano y marcando con banderas los lugares en los que íbamos a reconstruir casas, dónde íbamos a poder las orquídeas, en dónde iban a estar las granjas y las trincheras. Después construimos todo eso durante meses, construimos cientos de trincheras y todo fue gracias a la planeación. Fue muy emocionante, pues muy pocas cintas se hacen de esta manera”, explicó Mendes.

 

 

Con ocho películas a cuestas y un par de proyectos para televisión, Mendes acaba de cumplir 20 años en la industria fílmica.

 

 

Creo que siempre he sentido que soy muy afortunado, pues también he fracasado y he sido capaz de levantarme en una industria como ésta y poder ir hacia donde quiero, ya sea en un proyecto grande y ruidoso que necesita mucha publicidad o en uno más pequeño y en el que puedes estar concentrado. Estoy orgulloso de las distintas películas que he hecho, cada película tiene su tono y eso se siente muy bien cuando volteas hacia atrás. Así que espero poder estar en esta industria 20 años más”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DE LA CINTA

  • 1917.
  • Dirige: Sam Mendes.
  • Actúan: George MacKay y Dean-Charles Chapman.
  • Género: Drama/Guerra.
  • País: Reino Unido / Estados Unidos.

 

AMU

 

 



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook