El Zapata, poderoso e imaginativo; Jerónimo, inspirado; Mendoza, entregado

0
51



Mientras publicronistas y demás defensores del nefasto sistema taurino se rasgan las vestiduras por el indulto, en la undécima corrida en la Plaza México, del bravo y noble toro de Piedras Negras Siglo y medio, como si el resto de los indultados hubieran recargado en puyazos, otros se preguntan si el infeliz de 11 años que el pasado viernes, en Torreón, mató a una profesora, hirió a varios compañeros y se suicidó con una de las dos pistolas que introdujo en la escuela, acaso asistió a corridas de toros, pues, según la Unesco y ciertos especialistas gringos, dicho espectáculo influye en la conducta violenta de la niñez. Sólo que en Coahuila un congreso estatal pelele prohibió en 2015 la fiesta de toros, por lo que el niño asesino debió contaminarse del gusto por las armas y la sangre más bien con la basura televisiva y los videojuegos de violen-cia extrema.



Source link

Comente con Facebook