Argentina y Chile, los más desarrollados

0
66


Redacción

CIUDAD DE MÉXICO.

En América Latina, Chile, Uruguay y Argentina son los países con el nivel de desarrollo más alto, de acuerdo con el Informe sobre Desarrollo Humano 2019.

Según el documento que publicó ayer el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), esas naciones se ubican en un nivel de desarrollo “muy alto”.

En el listado de 189 países, México se encuentra en el lugar 76, por encima de países de la región como Brasil, Colombia y Perú.

Estos Estados se ubican en un nivel de desarrollo “alto”.

En todos los países del mundo se siguen observando profundas desigualdades en las capacidades básicas y aumentadas”, afirmó el organismo en el documento de 46 páginas.

El país más desarrollado del mundo es Noruega, seguido de Suiza, Irlanda y Alemania.

Mientras que en la parte más baja del ranking figuran Níger, República Centroafricana y Chad.

 

 

El reporte enfatizó que esto propicia condiciones de desigualdad.

Es muy probable que el niño nacido en el país con desarrollo humano muy alto esté matriculado en la educación superior.

Mientras que el niño de un país con desarrollo humano bajo tiene una probabilidad mucho menor de estar vivo. El 17 por ciento de menores nacidos en esos países en 2000 habrá muerto antes de cumplir los 20 años”, sostuvo el documento de 46 páginas.

El acceso a la salud, la educación, las nuevas tecnologías, las zonas verdes y los espacios sin contaminación representa cada vez más un indicador del modo en que se distribuyen las oportunidades y el bienestar entre los diferentes grupos de personas e incluso entre los países”, afirmó Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Las manifestaciones en América Latina y otros lugares están relacionadas con la impaciencia frente a los líderes que necesitan abordar las desigualdades, dijo Achim Steiner, administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

A medida que los países se desarrollan, la frustración de quienes permanecen sin acceso a educación superior, la economía digital o a servicios podrían alimentar la tensión política, agregó.

No te pierdas nuestras Galerías en Excélsior

 

 



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook