Ser científico de datos puede ser menos sexi de lo que te han contado

0
81

“Te quiero a ti para mi departamento de ciencia de datos”. Este podría ser el lema que defendiera un Tío Sam actual y corporativo a la caza de los mejores talentos para incrementar beneficios empresariales. Al fin y al cabo, ¿qué organización que se precie no quiere tener uno entre sus filas? La profesión de moda —la revista Harvard Business Review lo definía hace unos años como el trabajo más sexi del siglo XXI— sigue creciendo y puede presumir de haberse convertido en una de las más demandadas en nuestros días. La profusión de información de la que disponemos actualmente exige a gritos un ejército de perfiles técnicos capaz de interpretar aquello que los datos se empeñan en transmitirnos.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook