Morante de la Puebla, oreja; Joselito Adame, otra y Calita, tres avisos

0
58



El post toro de lidia mexicano, el toro light, el toro de la ilusión, más las denominaciones que se acumulen esta semana o la siguiente década. El hecho incuestionable es que la tauromaquia de nuestros días ha impuesto una bravura más aparente que emocionante, y que la oportunidad que ofrece la función taurina de emocionarse o de aburrirse, nunca de divertirse, refleja los niveles de percepción, organización y expresión de una sociedad, no solamente en lo taurino, sino además en su desempeño como comunidad más o menos consciente de lo que hace, consigue y tolera.



Source link

Comente con Facebook