La televisión 8K busca hueco cuando la 4K aún da sus primeros pasos

0
105

La primera televisión 4K llegó al mercado de la mano de Toshiba en 2011. El nuevo formato -técnicamente llamado UHD- llegaba con ocho millones de píxeles, multiplicando por ocho la resolución del HD. Pero en 2019 buena parte de los hogares españoles siguen disfrutando de su solitario millón de píxeles en casa. La implantación de esta tecnología ha sido lenta. Llegó cuando apenas había cámaras que grabaran en esas calidades (solo dos entonces en España) o profesionales preparados. Y los costes eran muy altos. Ahora, paso a paso, se está convirtiendo en el estándar definitivo: más de la mitad de las nuevas televisiones que se venden son 4K, según datos de la Empresa de investigación de mercados IHS. Samsung los eleva al 75% de las ventas. Pero, cuando aún no está asentada y tiene mucho camino por recorrer, el 8K ya está aquí con sus 33 millones de píxeles. Parte del mundo audiovisual se ha reunido esta semana en Málaga en el 4K HDR Summit para analizar la situación que confunde al usuario, que no sabe en cuál tecnología invertir su dinero.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook