El delantero porteño; Bryan Mendoza cumplió su sueño de jugar en primera

0
51


Gabriel Guzmán Gasque

CIUDAD DE MÉXICO.

Una madrugada de 2017, un amigo de Bryan Mendoza en Acapulco, llamado Diego Galeana, le avisó que al día siguiente habría unas pruebas para formar parte de las fuerzas básicas de los Pumas. Viajar toda la noche desde Guerrero para llegar a la Ciudad de México en punto de las 8:00 no fue un impedimento para él. Bryan se trasladó y arribó a tiempo.

Sin equipo a sus 19 años, cualquiera pudo haber pensado que el sueño de la Primera División se le había escapado. Nada más alejado de la realidad, aquel era el momento justo para intentarlo.

Necesitaban un delantero en Segunda División. Estuve tres días a prueba y ya me mandaron con el equipo”, contó Mendoza sobre su inicio con los Pumas.

Dos años después de su llegada a las filas del conjunto universitario, La Cobrita, como Bryan es apodado por herencia de su papá, debutó en el máximo circuito. El pasado 6 de abril, Mendoza jugó tres minutos en el duelo de la jornada 13 del Clausura 2019, que terminó 2-0 en favor de los Tigres. Bruno Marioni era el entrenador felino.

Soy sincero: hubo una etapa que quería dejar el futbol; le marcaba a mi abuelita, a mi papá y les decía: ‘Ya quiero dejar el futbol y ya irme con ustedes, disfrutarlos’. Ahí entraron ellos, me daban consejos, me decían que aguantara, que así es esto, que tenía que sufrir. Llega una etapa que no te va bien y dices: ‘Quiero tirar todo’”, reveló.

Bryan nunca desistió y al final, todo valió la pena. A pesar de haber debutado el torneo anterior, fue en el presente Apertura 2019, con Miguel González Míchel como entrenador, cuando las oportunidades aumentaron y los goles llegaron, el primero contra Toluca en la Jornada 8.

No me la creía sinceramente. Sentí que lo estaba soñando, desde que vi que recentraron el balón, yo todavía no la metía y decía: ‘Éste es mi sueño’. La metí y la piel se me puso chinita. Varios recuerdos se vinieron a mi mente”.

Y el segundo contra el América, una fecha después. “También fue un bonito gol. Son sentimientos que no sé cómo explicarlos”, compartió sobre sus anotaciones.

Ahora Bryan trabaja para ayudar a conseguir el boleto a la liguilla. Las posibilidades existen. A falta de dos fechas, los Pumas tienen 22 puntos. En caso de vencer a Juárez FC el domingo podrían llegar al partido de la última jornada contra Pachuca dependiendo de ellos mismos.

 

LO MOTIVA EL RECUERDO DE OTRO ACAPULQUEÑO EN EL PEDREGAL

Antes de Bryan Mendoza hubo otro canterano de los Pumas nacido en Acapulco, Guerrero… Jorge Campos. Recientemente, durante la transmisión de un partido del conjunto universitario, el ahora comentarista contó haber conocido a La Cobra, el padre de Bryan, a pesar de que Campos nació en el poblado de Plan de los Amates y la familia Mendoza es de La Sabana.

Me motiva para seguir mejorando y ¿por qué no rebasar lo que hizo él?”, dijo Bryan.

Con Pumas, Campos jugó 11 años y logró el título en 1991.

 

AMU

 



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook