Turquía desafía a la OTAN al recibir misiles rusos S-400 de defensa antiaérea

0
91

La prueba de fuego sobre el futuro de las relaciones entre Ankara, Washington y la OTAN, a la que ambos pertenecen, comenzó este viernes en una base militar cercana a la capital turca. Allí, han empezado a llegar las piezas del sistema de defensa antiaéreo y antimisiles S-400, de producción rusa, lo que, según anunció EE UU, desencadenará sanciones. La compra de este sistema, incompatible con los mecanismos defensivos de la OTAN, ha hecho sonar la voz de alarma en la Alianza Atlántica, que ve a uno de sus más antiguos miembros —Turquía se adhirió en 1952 escorarse del lado de Moscú.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook