La carretera que simboliza el abismo entre la Colombia urbana y rural

0
102

Menos de 86 kilómetros unen Bogotá, a unos 2.600 metros de altitud, y Villavicencio, a 470. El salto entre la capital de Colombia y la puerta al oriente del país siempre ha sido más que geográfico. Esa brecha simbólica está representada por la carretera que comunica las dos ciudades y que, sin atascos ni derrumbes, supone un recorrido de alrededor de tres horas. Un tráfico normal es, sin embargo, la excepción. Las fuertes lluvias y los desprendimientos de tierra azotan de forma casi constante la llamada Vía al Llano, que lleva años en obras de mejora y que ahora, después del enésimo desplome, permanecerá cerrada por al menos tres meses.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook