Cuando el CEO se deja seducir por el lado oscuro

0
114

“Lo tengo que hacer, lo puedo hacer y no pasa nada”. Estos son los tres lados del peligroso triángulo que pone en riesgo la ética de un director general (CEO, por sus siglas en inglés): presión, oportunidad y racionalización.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook