ALLEN Y VIOLET, UNA BONITA HISTORIA PARA RECORDAR

0
90

Ganar la lotería es uno de los sueños de toda persona. Obtener de repente una suma millonaria puede solucionar gran parte de nuestros problemas. La pregunta recurrente es: ¿qué harías si te ganas la lotería? Hay miles de respuestas posibles, y algunas de ellas han sido muy sonadas. Por supuesto, hay también un sinfín de historias inverosímiles, pero a la vez reales, como la de una mujer de Palma de Mallorca que con una sola vez de haber jugado a Euromillones online obtuvo un premio de 126 millones de euros; el mayor premio repartido en España, de hecho.

Sin embargo, si queremos leer una historia que nos llegue al corazón en estas fechas tan señaladas, no podemos dejar pasar la experiencia de Allen y Violet Large, una pareja de ancianos que decidió hacer con su premio lo que muchos prometen y luego no son capaces de cumplir: donarlo íntegramente. En este caso, el matrimonio canadiense ganó 11.2 millones de dólares, pero decidieron que si habían podido vivir setenta años sin esa suma, podrían seguir haciéndolo (a pesar de que ella se encontraba en un avanzado estado de cáncer, por el cual murió el siguiente año).

Allen y Violet temían que contar con tanto dinero sólo les atraería personas interesadas y querían que sus últimos meses juntos fuesen tan felices como había sido el resto de sus vidas, por lo que donaron el dinero a entidades como la Cruz Roja o el Ejército de la Salvación, y por supuesto, también lo compartieron con sus amigos y familiares, sobre todo con aquellos que se encontraban en situaciones financieras difíciles. Una historia de solidaridad real que, sin embargo, también quiso ser mancillada por algunos.

Al poco tiempo de hacerse viral esta historia, más de una veintena de ciberdelincuentes se dedicó a enviar correos haciéndose pasar por la pareja y ofreciéndose a donar su dinero si tenías deudas o problemas financieros. Lo que buscaban era obtener información bancaria de sus víctimas. Violet ya había muerto para entonces y Allen vio la parte negativa de su bendición; aun así, ellos ya habían ayudado a mucha gente de manera desinteresada, y esta es la esencia que, ocho años después, debemos recordar con una sonrisa en los labios.

Comente con Facebook