“No utilices contraseñas que sean palabras del diccionario: son las más fáciles de ‘hackear”

0
64

Ya sabemos que no existe una protección sin fisuras contra los ataques informáticos y que todo lo conectado es susceptible de ser atacado: si te descuidas, los cibercriminales se cuelan hasta la cocina. Asumir eso es el primer paso para evitar que esos ataques dañen o roben nuestra información. Pero hace falta dar muchos más: que los fabricantes faciliten herramientas predeterminadas para proteger los dispositivos, que los expertos se mantengan al día con las tendencias y la evolución de los ataques y que los usuarios se conciencien de la importancia de estar protegido son algunos de ellos, según explica Soledad Antelada, ingeniera en ciberseguridad en el Lawrence Berkeley National Lab, perteneciente al departamento de energía de Estados Unidos.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook