¿Por qué me dejaste de hablar? ¿Por qué me bloqueaste?

0
102

Tijuana B.C.- Hoy como nunca estamos viviendo una polarización extrema entre la sociedad mexicana que va más allá de amistades, empañando incluso a familiares.

Amigos que se molestan, se apasionan y se enfrían a consecuencia de la política, y solo por tener puntos de vista diferentes. Hoy México se pelea con México a diario, en todas las entidades del país, en todas las plataformas digitales, los extremos llegan a sepultar una relación de amistad, haciendo que primos, hermanos y hasta padres e hijos se dividan.

Un estudio de la Universidad de Harvard asegura que el cerebro humano desarrolló un sistema de alianzas que nos permite formar comunidades. Cuando encontramos a alguien que desafía esas bases lo vemos como enemigo y sentimos la necesidad de defender nuestros “principios”.
¿Por qué lo permitimos?

Los gobernantes son transitorios, pasan de moda, cansan y hartan. Como decía Ronald Reagan: “La política es el segundo oficio más viejo del mundo, sin embargo se parece mucho al primero”.
Los políticos archienemigos de hoy serán aliados mañana, sus famosas alianzas son moneda de cambio para el mejor postor. Realmente defendimos a quien al final se alió con su contrincante. Así es la política, que nos quede claro.

En el ámbito laboral alguien puede resultar afectado o beneficiado por las decisiones tomadas desde el gobierno. Pero, ¿por qué polemizar con tu amigo o tu hermana? ¿Y todo por fanatizar por un político? ¿No será mejor guardar compostura ante la provocación?
Todos somos habitantes de la misma patria, y es entendible que tengamos nuestras convicciones particulares, sin embargo debemos dar prioridad a la relación de amistad o familiar muy por encima de cualquier candidato o gobernante.

No te desgastes y si ya lo hiciste te invito a que recuperes esta amistad perdida, que reconcilies con la familia. Al fin de cuentas ningún gobernante se preocupará realmente por ti, eventualmente ellos se irán, pero tú cariño y aprecio por las personas que forman parte de tu vida debe prevalecer.

Recibe un abrazo sincero.
¡Comparte!

Armando Bueno

Comente con Facebook