Balotelli celebra un gol con un directo de Instagram

0
190


El delantero italiano decidió grabarse online con su teléfono móvil cuando anotó un tanto con el Olympique de Marsella en la Ligue 1.

Mario Balotelli vuelve a ser un hombre de noticias extravagantes. El delantero francés, acostumbrado a llenar portadas por sus decisiones dentro y fuera del campo, recuperó su protagonismo haciendo algo que no suele hacer, celebrando un gol.

Como el propio futbolista había declarado en alguna ocasión, cuando él anota un tanto, como buen delantero que es, está realizando su trabajo y, por lo tanto, no celebra esa acción, poniéndolo en comparación como que un cartero no celebra nada cuando entrega una carta.

Pues bien, en un reciente encuentre en el que Mario Balotelli marcó el gol que sellaba la victoria del Olympique de Marsella, su actual club, sobre el Saint-Étienne, el punta italiano sí que decidió mostrarse exaltado por la diana, hecho que compartió en sus redes sociales al instante. ‘Súper Mario’ se fue corriendo al banquillo donde los compañeros le dieron su teléfono móvil para que este grabara un directo en Instagram, compartiendo así este momento tan especial con sus fans.

Además, también fue reseñable su contestación cuando fue preguntado por qué había decidido cambiar su manera de entender los goles que él mismo marca. Según el jugador, hace poco tiempo un cartero le entregó un paquete y este estaba muy feliz y contento de poder hacer ese reparto. Y por ello decidió variar su estrategia a celebrar los tantos que anota, al entender que los carteros también pueden estar exaltados cuando hacen bien su trabajo.

Sus números en el Marsella le podría devolver a un grande

Recordemos que Balotelli es uno de esos jugadores que suele vivir más cerca de las polémicas que del buen juego, aunque nadie puede dudar de sus cualidades futbolísticas. De hecho, ha pasado por varios de los mejores clubes europeos, hasta finalmente recalar en una Ligue 1 dominada en las apuestas online por el París Saint-Germain y en la que la competición real para el resto empieza a ser el terminar lo mejor posible por detrás del gigante parisino.

Comenzó su carrera en el Inter de Milán, donde su lado más polémico ya se pudo ver en la etapa en la que José Mourinho fue su entrenador. De allí pasó al Manchester City, club en el que permaneció hasta que se hartaron de las exigencias y controversias de un chaval. Posteriormente, AC Milán, Liverpool y Niza han sido sus últimos equipos, hasta que en el mercado invernal de este 2019 fue comprado por el Olympique de Marsella, donde parece estar desplegando todo su fútbol.

A los 28 años de edad, Mario cuenta con una sobrada experiencia tanto en las ligas más potentes del viejo continente como en otro tipo de competiciones, como la Champions League. Y este último asentamiento en Francia podría volver a valerle un billete hacia un grande de Europa. Pero para ello ha de mostrar una cara más madura que de costumbre, a pesar de que pueda seguir haciendo alguna de sus jugarretas tan originales y atractivas para el público que ve más allá de lo deportivo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook