Afirma que la dieta de la banana la volvió homosexual

0
143


Hay casi tantas dietas como personas quieren adelgazar, pero que cambien tu gusto por el género opuesto, solo unas pocas.

Pero al parecer no todos los organismos reaccionan igual. Marcela A. (prefiere cierto anonimato) asegura que la dieta de la banana en tan solo 30 días hizo disminuir su gusto por los hombres y comenzó a mirar a las mujeres de manera diferente.

Marcela, en su afán de bajar unos pocos kilos de más, comenzó hace algo más de 30 días la denominada dieta de la banana, mezclada con una fuerte rutina en el gym.

Sin embargo, a las 2 semanas de la ingesta excesiva de plátanos, Marcela asegura que perdió el interés por los muchachos y cambio la forma en que miraba a las chicas.

“Comencé a sentir repulsión cuando un hombre me venía hablar y trataba de ser simpática con las chicas. De hecho, hace muy poco comencé una relación en pareja con otra chica del gimnasio”, dice Marcela.

Marcela está muy contenta con su nueva forma de vida, y tiene miedo que al dejar la dieta y bajar la ingesta de banana su atracción por las mujeres disminuya y le vuelvan a gustar los hombres. (¡que quilombo che!!!)

homosexual-por-comer-banana

Marcela acudió a su médico personal, quien le aseguro que su nueva orientación sexual, nada tiene que ver con la ingesta de banana. Y que esta nueva faceta de su vida se presentó ahora, como podía haber ocurrido en cualquier momento de su vida.

Tambien te puede interesar: analgésico lo convirtió en Homosexual

Sin embargo, un “estudio” auto-publicado afirma que comer demasiados tipos de alimentos grasos puede causar homosexualidad o hacerte transgénero.

La autora Rita Strakosha, quien dice tener “un diploma de MPS en Psicología Clínica de la Universidad de Albania”, es de las que piensa que “homosexual se hace, no se nace“, por lo que se ha auto publicado un libro en Amazon con el objetivo de llegar a las causas de la homosexualidad.

Las conclusiones están claras: la comida basura y las bebidas azucaradas te hacen cruzar de acera, según la licenciada. (¿y la banana?…)

-Hola amor, recién llegue del trabajo.

-¿Compraste bananas como te pedí?

-ehhhhh…. No había….

Te encuentras en:



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook