La Argentina más despoblada y pobre tumba la ley del aborto

0
68

En cada pueblo de casas de adobe y calles de tierra roja hay una capilla. Sus puertas están siempre abiertas y es posible que a su alrededor haya apenas un par de viviendas, algún automóvil abandonado y un algarrobo añejo que da sombra a unos perros vagabundos. Si el pueblo es ciudad, la capilla será ya una gran iglesia, en ocasiones hasta una catedral más o menos imponente, impecable en su cuidado y atestada de gente los domingos de misa. El peso de la Iglesia en el norte de Argentina es enorme, por su presencia física y también simbólica. La educación privada está en sus manos, aún hoy, en un país que se declara laico. Y la influencia política de la jerarquía eclesiástica es inocultable. El protagonismo de los senadores norteños en la derrota de la ley del aborto fue una muestra evidente de ello.

Seguir leyendo.



Enlace original de la notícia

Comente con Facebook