Por qué la Iglesia de Inglaterra es copropietaria de los éxitos musicales de Beyoncé o Rihanna (y otros temas valorados en US$1,000 millones)

Es uno los inversores de una empresa que ha ido adquiriendo los derechos de míticas canciones. Y no es la única

Por qué la Iglesia de Inglaterra es copropietaria de los éxitos musicales de Beyoncé o Rihanna (y otros temas valorados en US$1,000 millones)
Es uno los inversores de una empresa que ha ido adquiriendo los derechos de míticas canciones. Y no es la única