La tormenta se alivia y Nueva York recupera ritmo y abre los aeropuertos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un solo par de guantes no alcanza. Hay que vestirse con varias capas de ropa, abrigos largos y taparse inexorablemente la cabeza, las orejas y la nariz. Los anteojos tampoco son suficientes porque los lagrimales se congelan y en pocos minutos la vista se nubla: lo ideal es usar antiparras de ski. Cualquier intento de salir a la calle con zapatos o zapatillas es casi un suicidio con una sensación térmica que en Washington ayer alcanzó los 21 grados bajo cero. Hubo al menos 7 muertos y los expertos aseguran que en algunas ciudades de Estados Unidos hace más frío que en Marte.

Así, millones de estadounidenses enfrentan una feroz ola polar, el llamado “ciclón bomba” que azota la costa este del país y que deja a su paso grandes cantidades de nieve, hielo, viento, hogares sin luz, vuelos cancelados y temperaturas extremas que se extenderán por varios días.

La ciudad de Nueva York, que el jueves recibió nevadas de 25 centímetros de espesor, estuvo ayer soleada pero cruzada por fuertes vientos que llevaron la sensación térmica a 15 bajo cero. Ypodría descender hoy hasta los 30 bajo cero.

La tormenta se alivia y Nueva York recupera ritmo y abre los aeropuertos

Vehículos cubiertos por una gruesa capa de nieve tras el paso de la tormenta en Boiston. (AFP)

En New Hampshire el termómetro alcanzó los 37° bajo cero (sin hablar de la sensación térmica por efecto del viento). Y en algunas zonas del país el clima es más gélido que en Marte, donde el 20 de diciembre de 2017 se registró una temperatura máxima de 23° bajo cero.

Aunque el frío se mantendrá en toda la costa este, las temperaturas en ciudades como Washington, Nueva York, Filadelfia y Boston “pueden llegar al punto más bajo” de toda la temporada invernal. Los expertos vaticinan que la sensación térmica en el noreste de Estados Unidos estará entre 5 y 20 grados por debajo de la temperatura real por los fuertes vientos que dejó la tormenta que se aleja.

“El domingo por la mañana, el récord mínimo de -18 grados Celsius establecido en 1896 puede romperse en Boston”, según el meteorólogo de AccuWeather, Alex Sosnowski. Las áreas donde hay nieve profunda en el suelo, y donde los vientos disminuyen y los cielos se vuelven claros pueden esperar que las temperaturas caigan en picada, agregó.

El llamado “ciclón bomba”, un fenómeno que se genera cuando la presión atmosférica cae rápidamente, se ha extendido por el este de Estados Unidos, desde Florida hasta Maine. En algunos sitios del “estado del sol” se registraron insólitas nevadas.

Más de 5.800 vuelos fueron cancelados entre el jueves y ayer, pero los servicios se fueron restableciendo con el correr de las horas. Los dos aeropuertos de Nueva York, que habían cerrado sus pistas, reabrieron el viernes, pero un 20% de los vuelos en el aeropuerto JFK fueron cancelados, así como un 30% en Boston, según el sitio FlightAware.

La tormenta se alivia y Nueva York recupera ritmo y abre los aeropuertos

Peatones pasan junto a una fuente helada en Atlanta, Georgia. (EFE)

En Boston, olas de agua helada invadieron la zona turística del puerto y una estación de subte, que recibió casi un metro de agua en la mayor inundación en la ciudad en 40 años.

En Virginia, más de 40.000 personas sufrieron cortes de electricidad, y miles más quedaron sin luz a lo largo de la costa, entre ellos unos 10.000 residentes de Massachusetts.

En varios estados se declaró la emergencia. Decenas de caminos están todavía cubiertos de nieve o hielo y, por las temperaturas que aún siguen extremas, las autoridades aconsejan salir lo mínimo e indispensable de las casas. El riesgo de hipotermia es grave.

Es difícil adaptar la vida cotidiana a temperaturas tan bajas. Las cañerías se congelan y los plomeros no dan abasto. Los bomberos no pueden apagar incendios porque el agua de las autobombas se congela y las mangueras están entumecidas.

La tormenta se alivia y Nueva York recupera ritmo y abre los aeropuertos

Una de las principales avenidas en Nueva York, bajo la ola polar. (DPA)

Los hospitales están atestados de gente con quebraduras causada por resbalones y por pacientes que sufren de artritis que se agrava por el frío. Las mascotas también sufren la helada y algunos dueños colocan botitas en las patas de sus perros antes de sacarlos a hacer sus necesidades.

En la tropical Florida, las bajas temperaturas generaron un fenómeno inusual: miles de iguanas verdes caen de los árboles congeladas e inundan piletas de natación y alcantarillas. Algo similar sucede con las peligrosas pitones que habitan los pantanos: el frío puede ser un arma inédita para eliminar esa plaga. w

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta